Distribuciones Rolling: ¿interesante opción para comenzar?

distribuciones linux rolling usuarios novatos - ola de mar

Hoy día, en el mundo Linux, hay un importante avance de las llamadas «distribuciones rolling». Algunas de ellas de alta calidad contrastada. En este artículo vamos a valorar si son una opción válida e interesante para alguien que está dando el salto a linux.

¿Qué son las distribuciones rolling?

Se trata de distribuciones Linux que no siguen el esquema «clásico» de lanzar una versión totalmente nueva cada cierto tiempo (seis meses, un año, dos años…), sino que simplemente van actualizando las versiones de los componentes del software. Esto hace que siempre tengamos nuestro ordenador «a la última», y que nunca tengamos que volver a instalar; porque lo que ya tenemos instalado nos servirá indefinidamente, pues todo el software se irá actualizando, poco a poco, según aparezcan versiones nuevas. Así es, al menos sobre el papel: una propuesta que suena perfecta, que de hecho consigue muchos adeptos. Las rolling más famosas hoy día son Arch Linux y todas sus derivadas (Arch es una distribución para usuarios muy avanzados; pero muchas de sus derivadas son utilizables por usuarios menos experimentados. La más famosa es Manjaro.) También contamos con openSUSE Tumbleweed, y la «semi-rolling» KDE Neon.

Pero yo ya recibo actualizaciones en mi distribución, y no es rolling…

Es cierto, las actualizaciones se generan para todas las distribuciones; pero con diferente «política» en las rolling y en las convencionales. Para entender esto, vamos a explicar los tres tipos de actualizaciones que nos podemos encontrar.

Actualizaciones de seguridad

Son actualizaciones que se aplican exclusivamente para corregir un problema de seguridad que puede haber. Se mantienen las mismas funcionalidades y sólo se cambia lo que es estrictamente necesario para la solución del problema. Se aplica, en principio, en todas la distribuciones.

Actualizaciones para corrección de errores

Son actualizaciones que se aplican para corregir un error o conjunto de errores y fallos detectados en el funcionamiento correcto de la aplicación. Como en el caso anterior, se mantienen las mismas funcionalidades y el mismo funcionamiento; sólo se cambia lo imprescindible para solucionar el problema. Sólo lo aplican las distribuciones convencionales, no-rolling.

Actualizaciones por una versión nueva de la aplicación

Se trata de una nueva versión de la aplicación, que puede incluir funcionalidades nuevas e incluso un funcionamiento diferente de la aplicación. Puede incluir también lo realizado en los otros tipos de actualizaciones; es decir, puede aportar también corrección de errores y soluciones a problemas de seguridad. Este tipo de actualizaciones son las que principalmente implementan las distribuciones rolling.

Entendido. Entonces, ¿qué ventajas tengo en una distribución rolling?

Las ventajas son claras y concretas:

  • No tengo que reinstalar la distribución. Todo se irá actualizando a partir de lo que ya tengo.
  • Voy a tener un software «a la última»; con los últimos avances, los últimos drivers y controladores, etc. Esto puede ser especialmente interesante en caso de tener ordenadores nuevos.

¿Y qué hay de los inconvenientes?

Este planteamiento rolling, con unas ventajas tan claras, tiene también (como todo) sus inconvenientes, o su lado menos positivo, que hay que tener en cuenta:

  • Pueden generarse un alto volumen de actualizaciones a descargar y a aplicar. Esto puede ser un inconveniente en caso de tener una velocidad baja de internet, o si tenemos que tirar de datos. También, si dejamos un cierto tiempo (días o semanas) el ordenador sin encender, podemos encontrarnos cuando lo pongamos en marcha que tenemos muchas actualizaciones acumuladas pendientes de aplicar. Esto es un inconveniente bastante a tener en cuenta especialmente cuando se trata de un ordenador de uso ocasional.
  • El software muy «a la última» puede tener más cantidad de fallos y errores que un software con unas versiones ya más probadas y utilizadas. En ocasiones, podemos convertir nuestro ordenador casi en un «banco de pruebas».
  • Un proceso continuado de actualización de componentes puede romper el equilibrio existente en la distribución. En un Sistema Operativo bien hecho, los diferentes componentes de software no son independientes entre sí, sino que guardan una relación y un equilibrio. Actualizaciones de algunos componentes y no de otros pueden crear dificultades en ese frágil equilibrio. Esto es más problemático en caso de usuarios con poca experiencia; a veces esos problemas pueden solucionarse con intervenciones a nivel del Sistema Operativo que los usuarios experimentados pueden conocer mejor.
  • En los procesos de actualización siempre pueden generarse archivos «basura», que pueden restar fluidez al Sistema Operativo. De hecho, una de las ventajas de reinstalar desde cero un Sistema Operativo es que empezamos a utilizarlo de forma «limpia», sin archivos y/o configuraciones antiguas que puedan restar fluidez a nuestro ordenador. Con el paso del tiempo, en un sistema rolling puede acumularse una elevada cantidad de contenido «basura», que en este caso no se limpiará tras una reinstalación, porque en principio no contamos con hacer esa reinstalación.

Entonces, ¿recomendáis una distribución rolling para un usuario nuevo o poco experimentado?

La verdad es que los inconvenientes mencionados son de cierta importancia. Son inconvenientes con los que un usuario ya experimentado puede convivir, porque puede con frecuencia encontrar soluciones; pero se trata de situaciones mucho más complejas y difíciles de solucionar para el usuario novato o reciente. De modo que no recomendamos distribuciones rolling para los usuarios poco experimentados, que además son la gran mayoría de nuestros lectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *