Distribución recomendada para comenzar con Linux

Distribución para comenzar con linux

comenzar con linux

La propuesta

En este caso vamos a recomendar una distribución para comenzar con Linux. Obsérvese que no he dicho «distribuciones» sino solamente «distribución». ¿Por qué? Evidente. Sólo voy a recomendar una: Linux Mint

¿Por qué proponer sólo una, si hay montones, y todas ellas buenas?

Me voy a centrar en una sola, pensando en una situación concreta: un usuario nuevo, con cierta experiencia anterior en Windows, que quiere comenzar con linux, que lo desconoce totalmente, y no quiere complicarse demasiado la existencia (al menos en principio) para su puesta en marcha. En este caso mi recomendación es perfecta porque:

  • El entorno visual es muy similar a lo que el usuario ya conoce. Menú en la esquina inferior izquierda de la pantalla, barra/panel en la parte inferior de la pantalla, etc.
  • No necesitamos instalar codecs o complementos adicionales para comenzar con una buena experiencia de usuario. Linux Mint nos ofrece «de serie» casi todo lo que un usuario doméstico puede necesitar de forma cotidiana.

¿Qué ventaja tiene respecto a Ubuntu, que es probablemente la más popular?

Linux Mint es un derivado de Ubuntu; está hecho a partir de Ubuntu. Dispone de las aplicaciones, el «motor» y las utilidades de Ubuntu, pero el plus que hemos mencionado relativo a codecs o complementos adicionales, Ubuntu no lo aporta. Por lo menos no lo aporta por defecto, aunque es fácilmente configurable. Como hemos dicho, pensamos en este caso en un usuario que desee poner un sistema GNU/Linux en marcha de forma inmediata, antes de tener conocimientos sobre configuraciones medias o avanzadas de sistemas linux.

¿De verdad no tenemos que andar eligiendo nada?

Bueno, casi. En realidad sí que hay que elegir dos cosas, en función del ordenador que tengamos:

  1. Hemos de elegir el tipo de escritorio. Si tenemos un ordenador de al menos 4 GB de RAM y un procesador dual, podemos elegir el escritorio Cinnamon. En caso contrario, elegiremos el escritorio Mate. Si hablamos de un ordenador realmente limitado (menos de 2 GB de RAM o un procesador no dual), entonces optaremos por el escritorio Xfce.
  2. Elegiremos la arquitectura, 32 bits o 64 bits. En principio 64 bits, salvo que:
    • Nuestro equipo no soporte sistemas operativos de 64 bits.
    • Aun soportando 64 bits, disponemos de menos de 3 GB de memoria RAM. Los sistemas de 64 bits consumen casi el doble de memoria RAM que los de 32.

Una vez explicado esto, verás que comenzar con linux es más fácil de lo que pensabas; especialmente con Linux Mint. Salvo cuando te gusta investigar, leer, probar y trastear; en cuyo caso posiblemente prefieras otras opciones, de las que hablaremos en otras entregas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies